«El anonimato es la base espiritual de todas nuestras tradiciones, recordándonos siempre
anteponer los principios a las personalidades.»

Duodécima Tradición

La Duodécima Tradición nos recuerda la importancia de «anteponer los principios a las
personalidades». En las reuniones de recuperación podríamos parafrasearlo con «no
disparéis al mensajero». A menudo confundimos el mensaje con el mensajero, y
rechazamos lo que alguien comparte en una reunión porque tenemos conflictos de
personalidad con la persona que habla.

Si tenemos problemas con lo que cierta gente comparte en las reuniones, quizás
podríamos pedir a nuestro padrino que nos guíe. Nuestro padrino o madrina puede
ayudarnos a concentrarnos en lo que se dice más que en quien lo dice. También puede
ayudarnos a tratar los resentimientos que podrían estar impidiéndonos reconocer el valor
de la experiencia de recuperación de determinada persona. Es asombroso cuánto más
podemos sacar de las reuniones cuando nos permitimos poner en práctica lo que sugiere
la Duodécima Tradición: centrarnos en los principios de recuperación antes que en las
personalidades.

  • Sólo por Hoy:


Practicaré el principio del anonimato en la reunión de NA de hoy. Me
centraré en el mensaje de recuperación, no en la personalidad del mensajero.

Download Best WordPress Themes Free Download
Download Best WordPress Themes Free Download
Download WordPress Themes Free
Premium WordPress Themes Download
free download udemy course

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *